Fuerteventura tiene un amplio calendario de pruebas populares (trail, millas, nocturnas, montaña,…) sobre todo durante el segundo semestre, carreras que en muchas ocasiones no llegan a celebrar la quinta edición y algunas ni la tercera, no es el caso de la Carrera Entre Faros que este año 2018 conmemoró la vigésima edición, veinte de una prueba que transcurre por los parajes del extremo más meridional de la Maxorata, lejos, por lo visto, para la mayoría de los runners de Fuerteventura, pero no más que La Palma, La Graciosa, El Hierro, Sudáfrica o el Mont Blanc, lugares donde nuestros corredores van dejando huella de su presencia así como de su calidad.

El ayuntamiento de Pájara conjuntamente con la EAMj-Playas de Jandía no tiene ninguna intención de dejar morir una de la pruebas más longevas del atletismo popular majorero, la carrera Entre Faros, que después de veinte años, siempre coincide con la fiesta de El Pulpito, tiene una nómina de corredores fijos, que años tras años marcan en su rutómetro veraniego el primer fin de semana septiembre para acudir al caserío de El Puertito de La Cruz con objeto de competir en una prueba pedestre que es algo más que una simple carrera, ya que al esfuerzo de desplazarse hasta La Punta de Jandía por un camino de tierra se une el participar activamente en la fiesta de El Pulpito o en comerse el popular caldo de “pescao”.

La carrera Entre Faros, que tiene en otros muchos alicientes conjugar un recorrido atractivo con el encanto de correr un trail junto al mar, con sabor a salitre, en esta vigésima edición presentó varias novedades, como una prueba de 11 kilómetros donde Rafa Trinidad y Carmen María inscribieron sus nombres como los primeros vencedores, no sin dificultades, pues al viento en contra durante los siete primeros kilómetros se unió el rizado de la carretera y un combativo Jónathan Hernández, el flaco, que no se lo puso nada fácil a Rafa, que hasta los últimos metros no logró despegarse del atleta de Cardón, aunque llegaron a la meta, situada en la plaza del caserío del Puertito, en el mismo tiempo; por otro parte Carmen María Rodríguez (Antigua), que desde los primeros kilómetros se despegó de sus perseguidoras, se subió a lo más alto del podio femenino de la prueba larga con un tiempo de 57:34, siendo escoltada por María Zaida García (Soria 9) segunda con un crono de 58:14 y por Brenda Ramírez de Tarajalejo con una hora, un minuto y 8 segundos.

En el podio masculino de la prueba de 11.200 metros estuvo con Rafa Trinidad, que invirtió un tiempo de 41:54, Jónathan Hernández en el segundo escalón con el mismo tiempo mientras que Ramón J. Roger (FUNTIONAL TEAM FTV) fue el tercero parando el cronómetro en 45 minutos y tres segundos.

La infantil Ainhoa Barbuzano (Antigua) y el veterano Òscar Rodríguez, el caballero de las pistas, fueron los ganadores de la tradicional carrera de 4,400 km, la que tiene la salida en Punta Pesebre, en el faro de poniente, lejos ambos de las mejores plusmarcas de la prueba. Òscar se impuso sobre Iván Molinero, segundo en la meta, aunque fue el corredor que desde el pistoletazo de salida rompió el grupo e intentó hacer su carrera, aunque el veterano atleta Rodríguez Carballo poco a poco fue acercándose a la cabeza de carrera hasta hacerse con el triunfo con un tiempo de 14 minutos y 54 segundos, por 15:23 de Iván Molinero, ambos de la EAMj-Playas de Jandía, el tercero puesto se lo adjudicó Clemente Fernández (At. Torrelavega), otro habitual de la Punta de Jandía, con un crono de 15:45.

Entre las mujeres Aroa Ramírez (Esencia) fue segunda, detrás de Ainhoa Barbuzano con un tiempo de 20:51, por 20:08 de la ganadora, mientras que el tercer puesto con 21:01 fue para la atleta local Dunia Alonso.

La sencillez y originalidad del trofeo que representa claramente esta prueba se merece también especial mención, diseñado por Pau Valverde, un artesano de Tiscamanita, que con esto demostró todo su arte y talento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here