Un punto que sabe a victoria, el conseguido en la mañana de hoy por el Unión Puerto. Enfrente estaba el líder de la tabla, el más regular en lo que va de competición y claro favorito para cambiar de categoría. El Unión Puerto completó un partido serio, muy táctico, de mucho esfuerzo y de gran rigor defensivo. Con mucha concentración durante los noventa minutos por parte de todos, se pudo sumar un punto.

El resultado puede considerarse justo, los dos equipos dispusieron de pocas ocasiones de gol, y si en la primera mitad el Unión llevó más la iniciativa, en la segunda fueron los visitantes los que se adueñaron de la situación. El encuentro fue muy táctico, sin muchas alegrías, se miraba más defender la zona y controlar todo lo posible, que buscar la portería rival. El Unión lo intentó por medio de Valencia a los diez minutos con un disparo desde fuera del área, dos minutos más tarde el propio Valencia remataba de cabeza un servicio de Alex, fueron los mejores momentos del equipo en ataque.

El partido se disputaba más en el centro del campo, los dos querían llevar el mando y la lucha desgastaba a la hora de tener que crear ocasiones al rival. El Tenerife llegó con peligro en una ocasión en la primera mitad, y no fue gol, por la buena intervención de Carlos, que aguantó todo lo posible ante Calum y evitó el primer gol del encuentro. Con esa jugada se llegaba al descanso. Primera parte muy disputada, con todo el equipo muy metido y concentrado, pocas ocasiones y mucho trabajo.

En la segunda mitad el dominio fue del Tenerife, pero sin llevar peligro a la meta de Carlos. Dominaban los ‘chicharreros’ pero sin molestar demasiado a los locales, que dieron un paso atrás y buscaban la contra  con Valencia y Pitu. No creaban mucho peligro pero trabajaban a destajo para el equipo y no pasaban apuros. Pudo adelantarse el Unión Puerto en el minuto 77, cuando primero Amin y después Pitu, no supieron aprovechar sendos remates seguidos ante el portero Philip. La ocasión más clara de los locales para desnivelar el marcador.

El Tenerife se volcó sobre la portería local en los últimos minutos y sacó provecho de ello. A falta de cuatro minutos para el final tuvo la ocasión de llevarse el encuentro, pero Bolaños envió el lanzamiento de penalti al palo. El colegiado Kevin Muñoz sancionaba un ‘posible’ agarrón de Carlos Soto a Torres en el minuto 86, penalti muy protestado por todo el equipo local, Bolaños lanzaba a la izquierda de Carlos y el cuero se estrellaba en la base del poste. El partido estuvo ahí. Justo reparto de puntos en Los Pozos en un buen partido del Unión, con mucho sacrificio y mucho orden en todas sus líneas. Los majoreros suman un punto ante el líder que les sabe a victoria,

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here