La derrota en casa frente su rival directo por eludir el descenso hace que el Unión Puerto se coloque a un solo punto de los grancanarios. El equipo capitalino perdió una gran ocasión para dar carpetazo a la temporada, ahora tendrá que jugársela en las tres últimas jornadas ante el Güimar, Marino y Las Zocas.

El encuentro se jugó en un ambiente de lujo, los locales habían solicitado el apoyo de la afición y ésta respondió, cerca de 600 espectadores presenciaron el encuentro tiñendo de azul la grada principal de Los Pozos. Los dos equipos hicieron el pasillo a la Selección Alevín de Fuerteventura por su tercer puesto en San Sebastián de la Gomera. Dirigió el encuentro el colegiado tinerfeño Clemente Manrique, que fue protestado por dos presuntos penaltis nada más comenzar la segunda mitad. Expulsó por doble amarilla al capitan Héctor.

El Unión se ha metido en un lío perdiendo frente al Estrella, hasta el empate era bueno para seguir 4 puntos por arriba de los de Sardina del Sur, pero los capitalinos no supieron estar a la altura del partido, demasiadas imprecisiones y muchos nervios ante un partido crucial para la permanencia. Ahora toca sufrir hasta el último suspiro. No comenzó mal el encuentro para los locales, Alexis la tuvo en los primeros compases pero se le fue largo el control y perdió la oportunidad, luego Valencia no llegó a un servicio de Héctor dentro del área, y minutos después Carlos Soto disparaba por encima del larguero. Un espejismo, al Unión se le acababa la pólvora, ahí terminaba el bagaje ofensivo local. Pitu pudo ser objeto de penalti en el minuto 20, cuando disputaba un balón con un defensor visitante y era derribado, el jugador se dolía de la clavícula después de la caída y fue sustituido en el descanso con fuertes dolores.

El Estrella no era nada del otro mundo pero manejaba la situación, no llegaba con peligro pero se encontraba cómodo en defensa, el partido lo tenía controlado. Un disparo de Agustín que atajó Carlos y una falta que botó Adrián en el 39′ fueron las ocasiones para los visitantes antes del gol. En el 41′, llegó la primera jugada con polémica del encuentro, Adrían deja solo a Raúl Also que remata por bajo y bate a Carlos. El colegiado no concede el gol y es el asistente el que da por válido el tanto visitante, ante las protestas de los jugadores locales que insistían en que no había rebasado la línea de meta. No hay cámaras, seguiremos con la duda.

La segunda mitad comenzó nuevamente con polémica, se reclamaron dos penas máximas sobre Adán, que había entrado tras el descanso, en los minutos 48′ y 49′, pero el colegiado mandó seguir en las dos ocasiones. El Estrella se mostraba cada vez mas cómodo sobre el terreno de juego y comenzó a estirarse. Primero Also y luego Andrés pusieron a prueba a Carlos Rodríguez sin encontrar respuesta de su rival, al Unión le atenazaban los nervios y no era capaz de llegar a la meta contraria. Una internada por banda derecha del Estrella cerraba el partido, Chata, que acababa de entrar al terreno de juego, se coló por la derecha y realizó un centro chut flojito que se coló por el segundo palo de Carlos, 0-2. Quedaban minutos pero el partido tenía mala pinta, el Unión no estaba por la labor, prisas, imprecisiones, juego directo…y la expulsión del capitán Héctor en el 82′.

Ha sido un duro golpe, un ‘palo’ tremendo, pero hay que levantar la cabeza ya, no queda otra. El Unión continúa un punto por arriba y depende de si mismo, ahora toca recuperar el ánimo cuanto antes y pensar en el Güimar, próximo rival. Nueve puntos hasta el final de competición que habrá que luchar metro a metro y minuto a minuto, si se quiere conservar la categoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here