El Unión Puerto dejó escapar dos puntos en el tiempo de descuento. Los de Michel ganaban 3-1 en el minuto 89 de partido, los tres puntos parecían seguros, pero no, en dos jugadas absurdas y con varios rechaces, los conejeros conseguían el empate final. El Unión mereció la victoria, fue el único equipo que propuso algo, el que sabía lo que tenía que hacer en cada momento, excepto en el descuento, el cuadro que más ardor puso en la batalla. Buena preparación física, buen planteamiento de partido y una dosis tremenda de ilusión no fueron suficientes para doblegar al Lanzarote. Sobraron los minutos de prolongación. El Lanzarote fue un equipo normal, superado en todas las acciones por los azules, tanto en balones divididos como en segundas jugadas, los locales siempre llegaban primero.

Los visitantes se adelantaban en el marcador a los 10 minutos de partido, pero 8 más tarde empataba el Unión, con ese resultado se llegaba al descanso. En el 57, golazo de Juanmi desde fuera del área para colocar el 2-1 en el marcador, los de Michel mandaban en el campo y en el tanteador. A partir de ahí, el Unión podía sentenciar en cualquier momento, era cuestión de tiempo, de tener una buena contra, como la que se produjo en el 89 de partido para poner el 3-1 en el luminoso de Los Pozos. 

En el tiempo de descuento, con un Lanzarote colgando balones al área local, llegaron los dos goles del conjunto conejero. El Lanzarote se lleva un punto de Los Pozos que le sabe a victoria, pero no demostró nada, se comportó como un equipo vulgar y corriente, no como un aspirante al ascenso.

El Unión Puerto continúa creciendo, saben a qué juegan, son muy solidarios y están plenamente convencidos de lo que hacen en todo momento, pelean de principio a fin, seguro que siguen escalando posiciones en la tabla. Hoy merecieron la victoria sin dudas, pero el fútbol tiene estas cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here