A balón parado se resolvió el encuentro. El Unión Puerto se mostró dueño y señor de la situación pero le costó un mundo poder batir la porteria rival. Llegó en numerosas ocasiones pero siempre le faltaba algo, le faltaba el gol evidentemente. Fue el único equipo que propuso algo durante los noventa minutos, Los Llanos no se acercó por los dominios de Carlos salvo en un despiste en la salida de balón que pudo costar caro.

Los locales salieron decididos a llevarse el partido desde el pidito inicial. Manejaban a su antojo el centro del campo pero no encontraban el hueco en la poblada defensa palmera, era cuestión de tiempo, el equipo necesitaba seguir tocando y buscar espacios pero el tiempo pasaba y las ocasiones no llegaban. A los 14 minutos se pudo poner por delante el Unión, pero después de una buena combinación de Pitu, Juanmi y Adán, el centro no encontró rematador. El equipo de Michel siguió intentándolo y Adargoma, Moisés, Juanmi o Daylos probaron fortuna, pero seguían sin puntería. Los Llanos no se acercó en toda la primera parte a los dominios de Carlos.

En el minuto 53 de partido Pitu hizo que el  guadameta Jairo se empleara a fondo, al tener que desviar a saque de esquina un lanzamiento de falta del porteño. Era un aviso, en el 73 se produce un lanzamiento de esquina favorable al Unión, y Pitu, de nuevo, marca de lanzamiento directo, el llamado “gol olímpico”, es el segundo que consigue en Los Pozos en lo que va de temporada.

El gol fue recibido con júbilo por los cerca de 150 espectadores que se dieron cita en el Municipal de Puerto del Rosario, en una mañana muy calurosa. Quedaba mucho por jugar y el resultado no era muy holgado, bien es verdad que el equipo de La Palma no inquietó para nada la zaga local, pero un gol podía llegar en cualquier jugada desafortunada. Al final no se alteró el marcador (1-0), y los tres puntos se quedan en el casillero del Unión Puerto. Es una victoria doble, se produce ante un rival de tu liga particular, el unión se coloca ahora a 1 punto de Los Llanos, pero sigue en descenso. El equipo vivió una semana convulsa pero supo sobreponerse a ello. Centrados en el tema deportivo, sólo pensando en fútbol, querían a toda costa sumar los tres puntos y empezar alejar “fantasmas” de sus alrededores. Consiguieron su propósito, sumaron los tres puntos y y los “fantasmas” parece que desaparecieron de la escena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here