El Gran Tarajal hizo valer su condición de campeón de liga para pasar a la final. Derrotó en la noche del sábado al Breñamen Las Playitas por 1-0 y forzó la prórroga, en el tiempo extra no hubo más goles y el Gran Tarajal pasa a disputar la final frente a la U. D. Jandía. La mejor entrada en muchos años en el Municipal de Gran Tarajal, algo más de 600 espectadores para presenciar el choque, con una nutrida representación de Las Playitas, que pusieron color al encuentro y no pararon de animar a su equipo hasta el final.

Dirigió el partido Félix Rodríguez, que fue muy increpado por Las Playitas al conceder el gol del Gran Tarajal, en posible fuera de juego, y expulsó al entrenador local Juan Carlos Ruíz García ‘Coka’, por sus reiteradas protestas. Al final no tuvo más remedio que sacar tarjetas para calmar los ánimos.

El Gran Tarajal sacó un once agresivo, decidido a atacar desde el minuto uno y poner cerco al portal de Paco Lasso. Tres defensas, dos carrileros, Kilian y Aday, dos ‘destructores’ en la medular,  Yeray y Luis, un media punta, Isaac, y los ‘depredadores’ de arriba, Peraza y Caliche. Los locales en los primeros compases eran un vendaval, un equipo de vértigo que buscaba las bandas y sus centros y remates eran continuos, pero unas veces la mala puntería y otras Paco Lasso, evitaban el gol. Las Playitas era como un muñeco de peluche en manos de un oso pardo, no llegaron en una sóla ocasión a la portería de Agoney, que fue un espectador más en la primera parte, ni un solo disparo a puerta.

A los 18 minutos llegó la jugada polémica, el gol de Raúl de cabeza, situado en el segundo palo, tras una serie de rechaces en el área ‘playera’. El gol fue muy protestado por Las Playitas tanto al asistente como al juez principal. El Gran Tarajal pudo aumentar la diferencia en el 23, pero Isaac no acertó ante Lasso en un disparo raso, los locales pudieron sentenciar en la primera parte pero siempre encontraban a Paco Lasso bien situado bajo los palos.

Antes de finalizar la primera parte el Gran Tarajal se encuentra con un grave contratiempo, Caliche se rompe otra vez y tiene que abandonar el terreno de juego, era un ‘palo’ para todos, para sus compañeros, y para los espectadores, que se empezaban a frotar las manos con su juego. El cambio sorprendió bastante, se va un delantero y entra un defensa. Lo que había comenzado bien empezaba a torcerse, en el banquillo estaba otro delantero, Carlos, pero la decisión técnica no se discute, el equipo comenzaba a perder su equilibrio. Con el 1-0 se llegaba al descanso, el Gran Tarajal no supo sentenciar el partido y dejó escapar ‘con vida’ a Las Playitas. Le pudo costar muy caro, el susto fue mayúsculo.

En la segunda mitad Las Playitas fue otro equipo, sin mordiente y con poca llegada, pero un equipo distinto, más atrevido y más convencido de que podía meter en apuros al equipo local. El Gran Tarajal dejó en punta a Peraza, que merece un apartado especial, y lo confió todo a su suerte, en la segunda mitad el Gran Tarajal era Peraza y 10 más. Se las ingeniaba solito para sacar petróleo de cualquier pelotazo y plantarse ante Paco Lasso, pero nada más, los ‘cangrejos’ no trenzaban una sóla jugada y se convertían en un equipo vulgar, muy previsible. Las Playitas llegó al tiempo extra con dos jugadores ‘rotos’, Manolito y Zeben no se tenían en pie, se rompieron definitivamente y fueron sustituidos.

Podía ocurrir de todo, un gol de Las Playitas sería un golpe definitivo, el Gran Tarajal se vería obligado a hacer tres, y la cosa no estaba para eso. El Municipal enmudeció cuando Layo empalmó una volea en la segunda parte de la prórroga y la estrelló en el travesaño, pudo ser el golpe definitivo, pero no lo fue, y el Gran Tarajal ‘escapó’ pidiendo la hora. Perdonó en la primera mitad y pudo costarle la eliminatoria. El pase a la final tiene un precio muy elevado, la lesión de Caliche. El jugador es fundamental para el equipo y no era aconsejable la alineación del futbolista, demasiado prematura para la lesión que sufría, pero el técnico decidió arriesgar y sacar al jugador en el once inicial. Puede ser peor el remedio que la emfermedad.

El Gran Tarajal pasó pero no convenció a nadie, aunque lo importante era pasar, todavía no se sabe muy bien a qué juega. Tiene los mejores jugadores pero no lucen. La sala de máquinas de un equipo está en el centro del campo, donde se ‘sancocha’ todo, pero si no tenemos centrocampistas jugones y creativos, o los tenemos en la grada, mal vamos, no podemos jugar buen fútbol. Hoy salió con una alineación atrevida para el estilo de juego que lleva desarrollando durante la temporada, pero en la segunda mitad, con los cambios, el ‘galimatías’ que se formó fue de órdago. En el banquillo, jugadores tocados y mermados físicamente, y en la grada, futbolistas de calidad ‘postergados’ por decisiones de muy mal gusto. No se puede jugar con fuego, puedes provocar un incendio y te puedes quemar.

 

 

1 Comentario

  1. No es fuera de juego por 2 opciones:
    La primera y mas clara hay un jugador del playitas en la línea de fondo habilitando el posible fuera de juego.
    Segundo en el hipotético fuera de juego, el de la chilena no toca el balón, tiene intención pero no intefiere, por lo que el gol de cabeza, del otro jugador está bien ejecutado.
    Joselito a ver si nos leemos mejor el reglamento, no sólo leerlo, sino aplicarlo que es más difícil. Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here