No es un partido determinante, ni decisivo, ni tan siquiera a vida o muerte como se suele decir, pero una victoria traería consigo un vendaval de aire fresco. Por eso, no puedes dar la espalda, en esta ocasión, la presencia de aficionados en la grada es un plus añadido, si les sienten ahí, cerca, no les van a defraudar. El equipo necesita un triunfo ya, para ganar en confianza sobre todo, para volver a creer otra vez y alejar fantasmas. El Domingo todos a Los Pozos, les necesitan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here