Con un Mitsubishi Lancer Evo VI que esta vez sí rindió a un gran nivel, Hernández y Umpiérrez lo bordaron en esta prueba que cerraron marcando el mejor tiempo en la última especial. Una lectura más que positiva si se tiene en cuenta la trayectoria de su primera parte de la temporada.

Era cuestión de tiempo. Aníbal Hernández y José María Umpiérrez recuperan la sonrisa después de su podio en el II Slalom de La Piconera celebrado en el municipio majorero de La Oliva. Una tercera plaza que premia el esfuerzo y entrega de una temporada marcada por la mala fortuna.

 

“Hoy sí que hemos disfrutado”, reconoció Aníbal Hernández nada más acabar la prueba. “Hoy el coche ha tenido un gran comportamiento, nosotros teníamos ritmo y confianza y al final hemos estado en todo momento en puestos de cabeza”, resumía el piloto apoyado por Mitsubishi Motors – Fránquiz Automoción, Imprenta Hermanos Umpiérrez, Aluminio y Cerrajería Araya AluseFuer, Ayuntamiento de Antigua y Estación BP Muelle Chico. “Ya en Lanzarote las sensaciones fueron buenas y aquí en Fuerteventura, trabajando con la suspensión y corriendo con nuevos neumáticos, hemos estado siempre arriba”, subrayaba el piloto del Evo VI.

 

“Ya nos tocaba” decía José María Umpiérrez. “Hoy el coche ha sido otro, con una suspensión más trabajada se ha visto un gran cambio y a medida que sumábamos kilómetros nos fuimos encontrando más cómodos”, añadiendo el copiloto del Mitsubishi “las ganas que teníamos de hacer una carrera así, no han sido fáciles los últimos meses”.

 

La pareja del Mitsubishi Lancer Evo VI fue tercera en el II Slalom La Piconera. Lo mejor de esa actuación, además del podio, fue el scratch marcado en la última pasada, precisamente cuando sus rivales se jugaban la victoria, lo que ofrece una lectura positiva del tiempo alcanzado.

 

Desde las dos mangas de entrenamiento los de Antigua ya se habían instalado en posición de podio. Con el inicio de las mangas oficiales esa lucha siguió manteniéndose hasta el punto de sellar el resultado indicado anteriormente.

 

Ahora, con un semblante muy diferente al de las últimas semanas, Aníbal Hernández y José María Umpiérrez esperan la próxima cita: el Rallye de La Oliva.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here