El Unión Puerto saldó su compromiso frente al Güimar con mucho trabajo, el equipo de Santana tuvo que redoblar esfuerzos al quedarse en inferioridad numérica, por expulsión de Felipe, pero fue claro merecedor de la victoria.

 

El Unión Puerto dominó ampliamente la primera mitad y se adelantó en el marcador a los 40 minutos por mediación de Chata, al aprovechar un pase en profundidad de Isaac y plantarse solo ante el portero visitante. Con el 1-0 se llegaba al descanso, aunque el Unión tuvo ocasiones en las botas de Alberto o el propio Chata para haber incrementado el marcador.

En el inicio de la segunda parte fue el Güimar el que salió más metido, avisaba Marrero con un remate de cabeza en el 50 y en el 55 era Zeben el que anotaba el 1-1. No hubo tiempo casi ni para celebrarlo porque Felipe, en una picardía de Alex al botar una falta, marcaba el 2-1. Felipe fue expulsado en esa jugada por la celebración con la grada, ya tenía una tarjeta amarilla y el colegiado le mostró la segunda,  roja para el jugador porteño.

En inferioridad el Unión no sufrió, es más, disfrutó de más ocasiones de gol, Chata por dos veces pudo aumentar la ventaja. El Güimar la tuvo en un remate de cabeza de Jon que Paco Lasso atajo en dos tiempos. El encuentro finalizó con el marcador de 2-1 favorable a los locales. El partido se disputó con altas temperaturas en el muncipal de los Pozos y con poco público, en torno a las 150 personas. Los Arretrankos restaron aficionados al municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here