Giros perfectos de 360 grados, grandes trasluchadas, maniobras inverosímiles, saltos imposibles… se vieron en la primera jornada del Campeonato del Mundo de Windsurf, en la modalidad de Freestyle Gran Slam.

La categoría masculina (48 windsurfistas) fue la primera en salir a competir, donde tras las primeras rondas, Adrien Bosson, Yentel Caers y Gollito Estredo (ocho veces campeón del mundo), entre otros, dieron el primer paso para estar al frente de una clasificación que finalizará el próximo día 30.

En la jornada de ayer, no se pudieron terminar todas las eliminatorias, ya que las condiciones del mar hicieron imposible que los competidores pudieran sujetarse sobre sus tablas. Por ello, los jueces decidieron dar por terminada la jornada sobre las 18.00 h.,  hora canaria.

Hay que recordar que la puntuación de la prueba se basa en calificar las cuatro mejores maniobras de las ocho que deben de hacer los participantes durante ocho minutos.

Por otro lado, el dos veces campeón del mundo, Amado Vrieswijk, no estuvo al ciento por ciento, ya que ayer sufrió una gastroenteritis, y aunque salió al campo de regatas a competir se le vio afectado por su problema estomacal, ya que no realizó las maniobras a las que tiene acostumbrado a todo el mundo.

Hoy, viernes, se celebra la segunda jornada del Campeonato del Mundo de Windsurf, en la modalidad de Freestyle Gran Slam, en categoría femenina (10) y júnior (14).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here