El partido de hoy tenía tela, el Unión se jugaba la penúltima bala en su campo ante un Marino que no se jugaba nada, la victoria era innegociable para los azules, que soltaron toda la adrenalina acumulada en el 84 de partido, cuando Amine anotaba el único gol del encuentro. Algo más que tres puntos, el Unión depende de si mismo y con ‘rascar’ un punto en la última jornada frente al Las Zocas, la permanencia estaría asegurada.

La tensión era grande desde el calentamiento y se palpaba desde el graderío, poco poblado por cierto, los nervios previos al encuentro estaba a flor de piel. El Marino se quedó con un jugador menos, por expulsión de Saavedra al ver doble amarilla, y el encuentro se ponía de cara para los de Cruz-Aguiar. Pero no acertaban, controlaban el encuentro y no acababan de llegar con peligro al portal chicharrero. Jony lo intentó en el 24, pero su disparo se fue alto. El Marino no creaba peligro y en una jugada por la izquierda de los locales, Edu sacó un centro perfecto y Jony remató de cabeza realizando David un paradón. Fue la mejor jugada en ataque de los locales y la ocasión más clara de gol en la primera mitad. Con el empate a cero goles se llegaba al descanso.

La segunda mitad fue de claro dominio local, con remates de Jony en el 24 y en el 32, buscando anotar el tanto deseado. La ocasión más clara la tuvo Pedro Javier en el minuto 64 cuando se quedó en un mano a mano con David y no supo definir, pensó demasiado y David le tapó muy bien. El gol no llegaba y los nervios podían aparecer en cualquier momento, pero no, el Unión Puerto mantuvo la calma y en una buena jugada iniciada en la banda la finalizaba Amine por el centro anotando el gol de la victoria, minuto 84.

El gol se celebró con júbilo en la grada y en banquillo local, el tanto de Amin sacaba al Unión Puerto del descenso. Queda el último escollo, el domingo en Tenerife espera Las Zocas, un último esfuerzo para conseguir la salvación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here