Pagar una entrada y estar noventa minutos al ‘solajero’ solo se puede tolerar con un final así, como el de hoy. Así merece la pena. El Unión Puerto tuvo dos macht ball para acabar con el Gran Tarajal y no los supo aporvechar. El Gran Tarajal tiró de casta y orgullo en los últimos minutos y rescató un punto. El encuentro se disputó en el municipal de Gran Tarajal en una mañana muy calurosa ante unos 750 aficionados. El partido fue dirigido por el colegiado ‘conejero’ Josué Rembado. Se esperaba más ambiente, sinceramente, era un partido de rivalidad, primer derbi de la historia para los verdes en categoría nacional, homenaje antes del encuentro…

Al Gran Tarajal le faltó pegada. Si los locales aprovechan las ocasiones de los primeros minutos el partido hubiese sido diferente, pero hay que meterlas, y el portero rival está para eso, para parar.  En el minuto 5 Raúl pudo abrir el marcador en un remate de cabeza a la salida de un saque de esquina cuando el cuero salió desviado. En el minuto 9 llegaba la jugada que pudo cambiar el signo del choque, un doble remate de David Figueroa que Paco Lasso desbarató por partida doble, la segunda mano fue tremenda para enviar el balón por encima del travesaño. Tremendo el paradón del guardameta Porteño que tuvo que volver a intervenir en el 17 para atajar un remate de Oscar a escasos metros. Fue otra clara ocasión del equipo de ‘Coka’ para ponerse por delante en el marcador. El Unión solo había llegado en un lanzamiento de Teto que se fue fuera por poco.

Pero el Unión comenzó a sentirse cómodo sobre el césped y tomó la batuta, parecía como si el Gran Tarajal quisiera tomarse un respiro, pero no. Los locales no encontraban a Borja, que estuvo muy desdibujado todo el partido, y eso lo acusó el Gran Tarajal. El Unión Puerto fue de menos a más y acabó dominado la primera mitad, sin permitir llegadas de los locales por los costados y cerrando bien por dentro. Se fue arriba y producto de una falta en la frontal encontró el gol. Teto desde fuera del área adelantaba a los de la capital en un libre directo, que convirtieron en indirecto, para llegar con ventaja al tiempo de descanso. El Gran Tarajal necesitaba el tiempo muerto para reordenar ideas y modificar posiciones.

El técnico local efectuó dos cambios en el descanso para buscar la victoria, suplió a Abraham por Roberto, y Héctor Figueroa entró por Óscar. No lo estaban haciendo mal ni uno ni otro, pero ‘Coka’ apostó por otro tipo de jugador para disputar la segunda mitad sabiendo que tenía que hacer goles. Pues si la primera parte acabó mal para los locales la segunda comenzó peor. En el minuto 53, otra vez a pelota parada, el Unión Puerto vuelve a sorprender en una jugada de estrategia a la zaga local. Jugada sencilla, de manual, balón al segundo palo toque para el centro y remate a puerta vacía de ‘Schuster’, sin apenas oposición. El 0-2 subía al marcador y el Gran Tarajal lo acusó. El Unión Puerto no pudo o no supo rematar la ‘faena’ y acabó pagandolo con la penalización de dos puntos.

El partido estaba muy de cara para los de Santana, el tercero podía llegar en cualquier momento al dejar el Gran Tarajal mucho espacio a su espalda para buscar acortar diferencias, pero no sentenció y el ‘cangrejo’ se viró. Un gol elaborado por los hermanos Figueroa en el minuto 69 dio alas al Gran Tarajal que se volvió a meter en el partido y pasó a dominar claramente a su rival. Un remate de cabeza de Héctor Figueroa se fue fuera cuando se cantaba el gol en la grada, corría el minuto 76 y los locales estaban rondando el empate. David Figueroa lo intentó en un libre directo desde fuera del área y su disparo se fue ligeramente desviado, y un minuto más tarde llegaba el empate al materializar el propio David un penalti cometido por la zaga visitante. Minuto 82 y el Gran Tarajal igualaba la contienda. Quedaban muchas emociones, mucha intriga, una locura.

Tan solo 3 minutos más tarde se produce una falta en la frontal del área del Gran Tarajal, varios lanzadores junto al balón, pero es el capitán Héctor, el que anota el gol del encuentro al salvar la barrera con maestria y batir a Agoney. Gran gol y 2-3 en el marcador a falta de 4 minutos más el descuento. El choque no estaba cerrado ni mucho menos pues los locales tocaron ‘arrebato’ y se fueron en busca del empate, que les llegó en el 89, en una melé casi bajo la línea de gol que materializó su capitán Raúl. Pese al empate los locales buscaron la victoria en el tiempo añadido, pero no había tiempo para más emociones. El partido lo tuvo en sus manos el Unión Puerto y no lo cerró, ahí salió a relucir la pegada del Gran Tarajal y al final fue un ida y vuelta que gusta mucho al aficionados pero poco a los técnicos.

El aficionado majorero debe estar contento y orgulloso de sus representantes en Tercera División, los dos equipos lo dieron todo sobre el césped y las aficiones en la grada, deportividad tanto dentro como fuera del terreno, enhorabuena. El encuentro fue dirigido por Josué Rembado, muy meticuloso con las zonas de los entrenadores y más atento al principio del choque a otros menesteres que al juego. No influyó para nada en el resultado. El municipal de Gran Tarajal sigue igual que cuando el equipo estaba en categoría regional, lo mismo, no hay zona delimitada para los entrenadores, no se facilita la labor de la prensa, pues no hay una triste cabina donde poder narrar, ubicar un ordenador…no será por espacio verdad? pues es el campo que más metros tiene(14)  desde la línea de banda hasta los banquillos. Todo es querer y ponerse a ello, sin prisas, quedan nueve meses.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here