El Cotillo no levanta cabeza, los discípulos de Saulo entraron en una espiral negativa de resultados y ocupan una posición preocupante en la tabla clasificatoria. Por su parte, el Unión Puerto acumula cinco jornadas sin conocer la derrota y contempla la tabla de clasificación desde un poco más arriba. Resta una jornada para el parón navideño y se espera que el nuevo año y los reyes aporten aire freco a los dos equipos. Sólo un punto los separa, pero la dinámica es distinta. Los del norte después de un comienzo prometedor cayeron a la decimoquinta posición y suman 18 puntos. El Unión Puerto lleva cinco partidos sumando y  varias jornadas fuera del descenso, cuenta con 19 puntos en la general y está en estado de gracia, tiene que aprovecharlo.

El Cotillo adelantó su partido a la jornada de sábado y pese a jugar mejor que su rival, el Ibarra, no fue capaza de llevarse los tres puntos. Buena primera mitad, ocasiones de gol y un penalti errado por Pedro. Hubo de todo en esa primera parte. Se adelantaron los visitantes con gol de Tarift y empataba Langarica antes del descanso. Pedro pudo poner por delante a los suyos antes de finalizar la primera parte, pero su lanzamiento desde el punto fatídico lo rechazó Adrián con los pies. La segunda parte fue peor para el Cotillo, que no encontró la manera de hincar el diente al equipo chicharrero. Jesua en el minuto 88 establecía el definitivo 1-2 en el marcador, sin tiempo para la reacción.

El Unión Puerto está en racha, tiene que aprovecharlo y almacenar el mayor número de puntos posible para salir definitivamente de la “quema”. La dupla formada por Nauzet Cruz y Eliezer Aguiar parece que ha encontrado el buen camino, llevan cinco jornadas sumando y eso les ha hecho salir del descenso. Los refuerzos han sido acertados y el resultado está ahí. Hoy conseguían un resultado positivo en un campo siempre difícil, como el Antonio Domínguez de Tenerife, y ante un rival cualificado, el C.D. Marino.

El Unión Puerto ha vuelto a dar la sensación de equipo competitivo y estuvo a punto de llevarse los tres puntos del campo tinerfeño. Juanmi adelantaba en el minuto 41 a los azules con un gol desde el centro del campo. El centrocampista del Unión vio adelantado al portero local y le sorprendió de fuerte disparo. Con el 0-1 se llegaba al descanso. La primera mitad resultó bastante floja, pero los majoreros se ponían por delante en el marcador. En la segunda parte se esperaba un Marino mucho más agresivo y con ganas de igualar el partido rápido. Así fue, pues Kevin empataba en el minuto 58 y ponía el 1-1 en el marcador. Pero poco más, las ocasiones más claras fueron para los majoreros en las botas de Yoni, primero lo intentó desde fuera del área pero su disparo, que buscaba la escuadra, se fue fuera por poco.

Al filo de la media hora volvió a intentarlo y el portero local realizó una soberbia intervención. En tiempo de descuento el delantero asturiano volvió a asustar a la parroquia local, primero con un disparo que se fue por encima del larguero y luego en un despiste del portero local que  pudo acabar en gol. El punto conseguido es bueno, pero puede hacerse de oro si se gana el próximo sábado a Las Zocas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here