Se disputaba el primer encuentro en el Municipal de Las Playitas, partido adelantado a la jornada del viernes 23, entre Las Playitas y el Corralejo. Los locales si ganaban se colocaban como terceros en la general y metían presión al Sotavento, que mañana se enfrenta al Herbania. Los visitantes, sin presión alguna, querían jugar y divertirse. Y creo que lo consiguieron. Tienen poco gol, pero tratan muy bien la pelota y se agradece.

 

El Corralejo se presentaba como casi siempre, con pocos efectivos y con cinco juveniles en su once inicial. Hay buenos mimbres en juvenil, hoy estuvieron todos a gran altura y dieron la talla, jugadores con muy buenas condiciones técnicas a los que se les puede sacar un gran provecho. Su punto débil… la poca experiencia, las alegrías defensivas y el jugar como en el patio del ‘cole’, sin ataduras. Pero la regional es otra historia.

 

Las Playitas tenía que sumar de tres para subirse definitivamente al tren, pero la presión pudo jugarle una mala pasada, perdonó en exceso y pudo pagarlo caro. Cuando anotó Héctor a los siete minutos de partido aquello olía a goleada. Pero los delanteros locales no aprovecharon los ocasiones que dispusieron en la primera mitad. Aday pudo anotar en un mano a mano con el portero visitante, pero el guardameta y  un defensor abortaron la ocasión de gol. Lo intentaron Yeray, Fran, y hasta Zeben enviaba un balón al larguero, pero no acertaban con el gol. El Corralejo se encontraba muy cómodo sobre el campo, siempre con Tyler como abanderado, trataba de buscarle las espaldas a la defensa local, pero tampoco acertaba en sus escasas llegadas a Paco Lasso.

La segunda mitad comenzó igual, con los dos equipos en busca de la posesión del cuero y con pocas llegadas a las zonas de peligro. Pero el partido estaba abierto, el Corralejo estaba vivo, Las Playitas no había sido capaz de cerrar el choque y llegaban las prisas, y los apuros, porque en cualquier jugada a balón parado podía llegar un gol del Corralejo. Pero fue Fran en el minuto 82 el que cerró el partido. Aprovechó su velocidad y se plantó sólo ante el portero visitante al que batió por bajo, (2-0), y partido finiquitado para los locales. Le costó lo suyo al equipo ‘playero’ llevarse la victoria, perdonó demasiado y luego tardó mucho en cerrar el choque, pero al final se adjudicó los tres puntos y desbancó de la tercera plaza, momentáneamente, al Playas de Sotavento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here