El CD Cotillo venció con autoridad esta mañana al Marino por 3-0. Victoria sin peros, con un equipo comprometido y bien plantado en el campo, con las ideas claras y sobre todo, con una pegada descomunal. Los primeros minutos fueron de tanteo, midiéndose sobre el terreno, tratando de ganar cada disputa de balón. El Marino dominaba la situación, pero el Cotillo se encontraba cómodo, los tinerfeños tenían buen trato con la pelota pero no llegaban a Oliver. Les faltó pegada en esos primeros compases, movían bien de un lado a otro pero no se producían situaciones de gol. El Cotillo pudo ponerse por delante en el minuto 15, pero en dos ocasiones seguidas, la defensa sacó el balón bajo palos. Esto cambiaría en el minuto 25, cuando Pedro saca una falta y el esférico es interceptado con la mano por un defensor visitante. Penalti que no duda en señalar el colegiado. Richar sube el 1-0 al marcador. Sólo 5 minutos después, Héctor, tras dos rechaces consecutivos, ponía el 2-0. El Cotillo demostraba de esa forma su tremenda pegada, le basta muy poco para hacer gol, es el máximo realizador de la categoría y hoy demostró el porque.img-20161012-wa0005

Las cosas no se le habían puesto bien a los locales, en el minuto 15 de partido, perdían a su capitán, Caliche. El jugador puede tener una rotura de fibras, mañana le harán una ecografía y se conocerá el alcance de la lesión.  Su sustituto fue Sandro, el chaval realizó su trabajo a la perfección y se prodigó una y otra vez por la banda izquierda. Con el marcador 2-0 se llegaba al descanso. La segunda mitad fue un calco de la primera. El Cotillo bien posicionado en el campo, esperando encontrar espacios para lanzar su contra, y el Marino con posesión, pero sólo eso, posesión, sin inquietar a Oliver. El partido estaba en los minutos de la basura cuando Hugo roba un balón en la frontal del área y bate por bajo al guardameta visitante, poniendo el definitivo 3-0 en el tanteador. El equipo de Raúl Figueroa ha sido un bloque, un equipo, con ayudas permanentes y un compromiso total, si a esto le añadimos la dinamita que tiene en estos momentos, se vuelve un equipo muy incómodo para sus rivales. La nota negativa de la mañana se producía con la lesión de Josito, jugador del Marino, que era evacuado al Hospital para conocer el alcance de su lesión en la rodilla izquierda. El partido se jugó ante unos doscientos espectadores, en una mañana soleada y con un césped muy reseco. Esperemos de una vez por todas, se solucione el tema del riego ya. Buena la labor del trío arbitral, encabezado por Félix Lorenzo Pérez, de Las Palmas de Gran Canaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here