A estas alturas de la competición, equipos y jugadores entran en estado de “alerta roja”. Los equipos con aspiraciones de “liguilla” quieren reforzarse y los jugadores con cotas más altas quieren cambiar de club. Es así, ocurre todos los años y no sorprende a nadie, hay futbolistas que pactan con su club al comienzo de la competición “si no nos metemos, puedo fichar por otro equipo para la liguilla”, no pasa nada.

El equipo que más se ha reforzado es el Jandía, el último en comprometerse es  Aridane, central del Tuineje, que ya está entrenando con Felipe Batista, su firma es cuestión de horas. El presidente del club sureño no descarta más incorporaciones, su meta la tiene clara desde principio de temporada, “queremos ascender de categoría”, manifiesta una y otra vez Ernesto Rodríguez.

Otro que se refuerza es el Gran Tarajal, Toba, jugador del Chilegua La Pared es su objetivo. El acuerdo está prácticamente cerrado y Toba será el referente en ataque del conjunto de Jesús de Vera.  Otros futbolistas ya emigraron hace tiempo, el primero fue Ángel Viera por motivos laborales, abandonaba el Unión Puerto  y se comprometía con el Triquivijate-Antigua. El jugador ya disputó minutos con su nuevo equipo. Más reciente es la marcha de Rayco”el Checo”, al Villaverde. El jugador militaba en las filas del Tuineje, pero tenía un acuerdo con el club y decidió cambiar de aires, se fue al S.D. Villaverde Norte.

No serán los últimos, a medida que avance la competición y se definan las posiciones, comenzará el baile de verdad, nadie quiere a la más fea, no tengan duda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here