El atleta internacional canario, Basilio Labrador, obsequió a los atletas del CD Jable del Sur Itagu con una clase magistral celebrada en las instalaciones del hotel Meliá Fuerteventura. El marchador tinerfeño se desplazó hasta la isla majorera para ofrecer el seminario ‘Haciendo sencillo lo imposible’ en el que ofreció un extenso repaso a su dilatada trayectoria profesional, el camino que siguió para alcanzar sus sueños y lo que supuso el atletismo y el entorno en su vida hasta convertirse en el mejor atleta canario de todos los tiempos.

Labrador, entre tantos éxitos, logró la quinta posición en el Mundial de Stuttgart en 1993 y la cuarta plaza en la Copa de Europa de Split en 1990, vistiendo en 19 ocasiones la camiseta de la selección nacional absoluta.

Posteriormente, participó en una mesa redonda junto al atleta y pupilo suyo Aythami Afonso, el presidente de la Federación de Atletismo de Fuerteventura Ramón Dominguez, el delegado del CD Jable del Sur Itagu Gustavo Rodríguez, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Pájara Manuel Alba y, ejerciendo de anfitrión, el director del hotel Meliá Fuerteventura, Iván Mesa. Moderó esta charla el periodista y exatleta, Fran Fajardo.

Después de reponer fuerzas, a primera hora de tarde, los jóvenes atletas majoreros fueron citados en la playa para realizar un entrenamiento con Basilio Labrador en el que el internacional inculcó a estas promesas aspectos técnicos fundamentales para la marcha atlética y que, a buen seguro, les servirá de mucho en futuras competiciones.

Basilio Labrador agradeció enormemente “la invitación realizada por el Jable Sur y el hotel Meliá ya que este tipo de iniciativas me encanta”, comentó a la vez que se comprometió en acudir al próximo campeonato regional de marcha que se celebrará en Tenerife para apoyar a los atletas majoreros.

De la misma manera, Gustavo Rodríguez agradeció “la predisposición, compromiso y ganas” demostrada por el tinerfeño y sostuvo que para el Jable del Sur era un “enorme privilegio y orgullo” haber podido contar con la presencia del marchador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here